Autoridades

Director:
Pablo Marini
Facultad de Ciencias Veterinarias – Argentina

Codirector
Julio Vargas Burgos
Universidad Estatal Amazónica-  Ecuador

Centro Latinoamericano de Estudio de Problemáticas Lecheras (CLEPL)
Resolución CS N° 892/2012

Fundamentos

La Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad Nacional de Rosario se encuentra enclavada en el corazón de la pampa húmeda, lugar poco repetible en el resto de américa latina, sin embargo también existe una basta región extrapampeana (NEA, NOA, Cuyo) con componentes muy similares desde el punto de vista ambiental a la mayor parte de latinoamérica,  que permitiría producir leche en tierras no aptas para la agricultura o en donde los factores ambientales lo harían más dificultoso. Los países centro americanos y sud americanos necesitan de la búsqueda de mayor producción total de leche, pero con animales adaptados a esos ambientes desfavorables y conjuntamente con ellos, la mayoría de los países pertenecientes al ALBA y al MERCOSUR. Por lo tanto, incorporar en esas regiones las mismas vacas que en los sistemas intensivos, traería como consecuencias pérdidas económicas y graves daños ambientales y sociales. Es de sumo interés contar con información sobre las implicancias de la selección direccional, para elaborar criterios de mejoramiento que no depriman otros caracteres y para contribuir a la discusión sobre cómo determinar cuáles son los biotipos más adaptados y redituables en sistemas a pastoreo, que conduzcan a una mayor sustentabilidad productiva, económica, ambiental y social.

A partir de Plan Agroalimentario y Agroindustrial 2010-2016, de Argentina y del plan quinquenal 2011-2015 de Cuba en donde no sólo se pretende repotenciar a la Argentina y Cuba como productor de alimentos con valor agregado de origen, sino también, la articulación de las Universidades con el sector productivo y económico. Por otro lado, el proyecto va en línea con lo que pretende la Dirección de Ganadería, de la Secretaría de Agricultura de la Nación, en donde se hace necesario apoyar a la lechería extrapampeana, aportando en todos los elementos tecnológicos (salud, estructura, biotipos, alimentación) que intervienen en el sistema que se mantuvo a lo largo del tiempo y posibilitaría el crecimiento del sector. Por lo tanto, se hace necesario que los productores y asesores adquieran los conocimientos y actitudes necesarios para solucionar problemas que deterioran la eficiencia biológica y económica de sus sistemas. Asumiendo, además, que la incorporación de tecnología o la adopción de modelos, obedece a una cuestión cultural de revalorización de lo foráneo, y que es necesario tomar conciencia de la necesidad del desarrollo de modelos propios, ajustados a nuestros propios sistemas para mantener un desarrollo sustentable.

En muchos aspectos hemos sobrevalorado lo foráneo en desmedro de lo propio, esto nos ha llevado en el caso de la ganadería lechera a no permitirnos crecer y desarrollarnos con identidad propia, sobrevalorado características que al pequeño y mediano productor lechero lo han perjudicado y no ayudándolo en su desarrollo. Esto significa que le impusieron una vaca disociada de su sistema productivo, al cual él podría mantener sin grandes sobresaltos, en parte esto lo obligó a desaparecer o tuvo que salvaguardarse en el sistema manteniendo fuertes ingresos de insumos extras que no le permiten mantener una buena calidad de vida. Siempre se han evaluado las vacas en sus aspectos genéticos sin incorporar luego el comportamiento de esas mismas vacas en los sistemas lecheros reales. Ya no sólo debemos pensar con un enfoque sistémico para los análisis de los sistemas agropecuarios, sino que es necesario incorporar el concepto de sustentabilidad de ese sistema en sus cuatro dimensiones (productiva, económica, social y ambiental).

Es por ello que se crea el Centro Latinoamericano de Estudios de Problemáticas Lecheras para el desarrollo de modelos autóctonos, ajustados a nuestros propios sistemas para mantener un desarrollo sustentable.